sábado, 8 de octubre de 2016

DIY Vuelta al cole II: Cómo hacer papel jaspeado

El papel jaspeado o marmolado es un tipo de papel decorado con pinturas de muchos colores jugando con las ondas y las gotas de colores. 


Con sugerentes nombres conocemos las técnicas del Suminagashi, en Japón; ebru, en Turquía; marmolado – jaspeado o sencillamente papeles teñidos o pintados por flotación, en Occidente
 El papel marmolado procede de Japón, concretamente aparece en el siglo IX, se utilizaba un papel decorado con ayuda de tintas depositadas encima del agua. Servía de soportes a la caligrafía, a los poemas y luego a los documentos oficiales. Llegará a Occidente en el siglo XVII, convirtiéndose en una técnica muy popular en toda Europa, casi siempre asociada a la encuadernación de libros.




Es difícil de conseguir y muy caro, pero hoy en este tutorial te mostraré como crear tu propio papel jaspeado para que puedas forrar tus libretas y material escolar con esta técnica tan divertida.



Para esta manualidad necesitas:
  • Cola de empapelar.
  • Papel blanco: Cartulina o papel de acuarela.
  • Una bandeja de plástico o aluminio tan grande como el papel que se va a usar. 
  • Tabla de madera o plástico.
  • Pinturas de colores al óleo, acrílicos o esmalte de uñas.
  • Aguarrás (si usas óleo) y varios botes para mezclar los colores.
  • Quitaesmaltes (si usas esmalte de uñas).

PASOS: 
1. Antes de empezar, prepara el espacio en el que vas a trabajar cubriéndolo con papel de diario para no manchar nada. Ponte una bata o ropa vieja también para evitar posibles manchas.

2. Prepara todos los materiales encima de la mesa. Si usas óleo, también la cola de empapelar en la bandeja siguiendo las instrucciones que se indican en el bote. 


3. Ahora es el turno de preparar los colores. Si usas óleo, disuelve un poco de cada color con un poco de aguarrás en los distintos botes que tienes preparados.

4. Cuando tengas todos los colores, será el momento de empezara a crear el jaspeado. Con un pincel, suelta varias gotas de cada color distribuidas como más té guste en la bandeja (de agua si usas esmalte o acrílico; o de cola para empapelar si usas óleo). 

 

5. Con la ayuda de un palillo podrás mover las gotas y crear dibujos y formas fantásticas. NO mezcles demasiado o terminarás con un color marrón en el que no se distingue nada… La pintura se va expandiendo en el agua, así que con unos cuantos trazos es suficiente.


6. Cuando el estampado ya esté a tu gusto, coloca el papel suavemente sobre la bandeja (de agua o cola) sin sumergirlo, empezando por el centro y siguiendo para los laterales. Pasa los dedos por encima del papel para asegurarte de que toda la superficie del mismo está en contacto con el agua, así evitarás que haya burbujas de aire (que luego se verían a través de la pintura).
 

7. Una vez esté toda la superficie empapada, pasados unos segundos, levanta el papel desde uno de los extremos. Hazlo en un gesto suave pero firme, sacándolo por completo del agua. Verás que la pintura ahora está en el papel :D 
Colócalo encima de una tabla de madera o plástico. Si usaste óleo y hay exceso de pintura podrás ponerlo un poco bajo el grifo y hasta frotarlo con la mano para retirarlo.

 

8. Para reutilizar la bandeja, si ha quedado algún resto de esmalte o pintura en la bandeja, pasa sobre el agua un trozo de papel que no sirva, de lado a lado. Toda la pintura sobrante quedará adherida a él o a los laterales de la bandeja y el agua estará limpia de nuevo, lista para mezclar nuevos colores y repetir el proceso.
 
 
9. Finalmente, deja que la hoja se seque por completo antes de utilizarlo, encima del papel de periódico. Si se ha curvado por efecto del agua, puedes ponerlo entre dos libros que pesen para que vuelva a quedar plano. Cuando ya esté seca podrás usarla para forrar libretas, carpetas, lápices o lo que tú quieras.



Con esta manualidad se pueden crear dibujos con formas y colores llenos de fantasía que quedarán genial para decorar y forrar cualquier objeto que tú queras. ¡Mira estos ejemplos e inspírate!

 


ALGUNOS CONSEJOS Y TRUCOS:


- El proceso es el mismo tanto para el esmalte de uñas como para la pintura acrílica. 


- Los papeles que mejor funcionan para esta técnica son las cartulinas (blanca o de colores) y el papel de acuarela.


- Cada esmalte se comporta de forma distinta, así que es mejor no mezclar muchos tipos de esmaltes de uñas diferentes.


- Esmaltes que no funcionan para el marmolado: laca de uñas de secado rápido (obvio), lacas con purpurina (la purpurina pesa y se hunde en el agua), esmaltes de efecto craquelado.


- Esmaltes que funcionan bien: esmaltes metalizados como plata y dorado, lacas de uñas con efecto holográfico, esmaltes con efecto arena.


- ¡No solo puedes marmolar papel! Si tu bandeja tiene suficiente profundidad, puedes sumergir tazas y otros objetos para conseguir el mismo efecto.


- Si utilizas laca de uñas como material, puedes limpiar las manchar con quitaesmalte.


- Si tras sacar el papel del agua tiene pintura sobrante por los extremos, deja que seque. Luego podrás quitarla fácilmente con la mano.
 
RESUMEN DE LOS PASOS: 


¿Qué te parece el resultado? Bonito ¿verdad?



Os animo a que hagáis vuestro propio papel marmolado en casa. Al principio parece una técnica un poco intimidante, pero una vez que estás con las manos en la masa, es divertidísimo. Disfruta mezclando colores, haciendo diseños en el agua… y luego viendo el resultado final. 
Resulta ideal para convertir los papeles en tapas para cuadernos o añadir alguna frase o ilustración - como las de articosetes "Articulos de Papeleria"-   :D


Video de papel jaspeado:
video

¡Ciao!


P.D.: ¿Habeis visto las novedades en la tiendecita?  Os dejo el enlace para que podáis acceder a la tienda online pinchando AQUÍ.